Archivos para 8 enero, 2020

Mauricio Romero
La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) dio un preocupante aviso que podría significar que el caso Rodrigo Ares de Parga acabaría archivado, en un tácito indulto al aún presidente de Pumas.

 

Nieto-FMFEl 29 de octubre, tras la emisión de Aristegui en Vivo en la que se comentó que la salida del empresario se debe la difusión de la apertura de una investigación en su contra por las autoridades federales (https://m.aristeguinoticias.com/2910/mexico/salida-de-rodrigo-ares-de-pumas-se-da-tras-revelarse-investigacion-de-la-uif-por-lavado-mauricio-romero-video/), el área de Comunicación Social de la UIF envió un mensaje en el niega que haya algún expediente relacionado con el próximo expresidente del club auriazul. La comunicación fue privada, por Whats App.

 
Hasta ahora, la Unidad no ha hecho ninguna aclaración pública sobre el tema: Santiago Nieto se ha mantenido en silencio. Nada dijo después de que Ignacio Suárez diera a conocer la investigación, el 17 de octubre, en su columna del diario Récord (https://www.record.com.mx/columnistas-ignacio-suarez/investigan-al-club-universidad-nacional); nada replicó tras la publicación de la reportera Alejandra Benitez, el 25 de octubre, en Cancha de Reforma, en la que brindó más detalles, incluido el nombre de Enrique Graue como uno de los protagonistas de la historia, más la aseveración de que el caso ya está en manos de la Fiscalía General de la República.

 
Ni con un comunicado de prensa, ni siquiera con un trino en Twitter, la UIF desmintió haber iniciado una pesquisa contra Ares de Parga, el abogado Jorge Espinosa de los Monteros y el recién redesignado Graue Wiechers. No fue sino hasta después del breve comentario ante los micrófonos del noticiero de Carmen Aristegui que envió el mencionado recado privado.

 
Tampoco Rodrigo Ares de Parga refutó que esté metido en un berenjenal. Después del destape bien pudo exigirle a la UIF que negara públicamente tales señalamientos para así limpiar su imagen. En lugar de eso, actuó como tantas figuras públicas en su situación: renunciar al cargo –privado, en este caso, lo cual hace aún más notable el gesto– sin mencionar los motivos. Irse, sin más, fue la respuesta del empresario ante las acusaciones hechas públicas.

 

Casas Ares
Para mayor extrañeza, desde septiembre el propio Nieto Castillo admitió ante los medios de comunicación haber detectado posibles operaciones de lavado de dinero en clubes mexicanos, lo cual obviamente quiere decir que hay investigaciones abiertas.

 
Entonces, ¿por qué negar en corto, con la informalidad de un mensaje de celular, la existencia del expediente? No hay que olvidar que en otros asuntos sí ha emitido rectificaciones.

 
La Unidad adscrita a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no desmintió haber recibido las acusaciones sino la existencia de un seguimiento. ¿Ello quiere decir que ante lo que la misma UIF detectó así como ante los documentos recibidos sobre el presunto enriquecimiento de Ares de Parga, sus adquisiciones y construcciones, su relación con el rector, sobre la pequeña empresa encargada de los derechos de imagen y los traspasos de los jugadores, entre más acusaciones, la respuesta de la Unidad fue no abrir ninguna investigación?

 

Evidentemente, la primera intención es evitar que se toque el tema en un medio con el impacto como el que tiene Aristegui Noticias. ¿Tal es su preocupación por el buen nombre de los implicados?

 

Santiago Nieto ya había dado clarísimas muestras de su interés por el honor y la reputación de los empresarios del balón. Así lo ha dejado claro ante el Instituto Nacional de Transparencia y Protección de Datos al defender la cerrazón de la UIF sobre casos en los que las empresas futbolísticas hayan estado inmiscuidas.

 
Durante el año pasado, se le pidió a la UIF información estadística sobre el número de expedientes relacionados con los clubes de futbol, desde 2012. Nieto Castillo en persona contestó que la unidad no era competente a pesar de que en el artículo 15 del reglamento interno de la Unidad de Inteligencia Financiera deja claro que entre sus atribuciones está el integrar expedientes sobre presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita así como de las estructuras financieras de las organizaciones que las realizan.

 
Periódicamente, a través de su cuenta de Twitter, Santiago Nieto hace pública información sobre acciones realizadas por la UIF: trina abiertamente sobre los bloqueos de cuentas bancarias de personas y organizaciones plenamente identificables. Empero cuando de los miembros del futbol mexicano se trata, el actual titular de la Unidad retoma las clasificaciones hechas durante el peñismo, a pesar de estas fueran desechadas por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

 
En 2016, este reportero pidió a la UIF datos sobre los expedientes vistos desde 2012. El órgano, entonces a cargo de Alberto Baz Baz, respondió clasificando la información. Se acudió ante el Inai para impugnar la reserva, y tras revisar el caso el Instituto ordenó la entrega de la información (recurso de revisión 1359/16).

 
“Después de haber realizado una búsqueda exhaustiva en los archivos de cada una de las unidades adscritas a la Unidad de Inteligencia Financiera, (…) se desprende un resultado de cero averiguaciones que involucren a los equipos afiliados a la Federación Mexicana de Futbol Asociación”, asentó aquella vez la UIF, obedeciendo el mandato del Inai. Lo mismo contestaron la Dirección General de Delitos Fiscales, la Dirección General de Delitos Financieros y Diversos y la Dirección General de Control Procedimental: nada de averiguaciones no obstante que en el sexenio de Enrique Peña Nieto se dieron casos de presunto lavado de dinero ampliamente difundidos como los de Oceanografía-Amado Yáñez-Gallos Blancos-Delfines de Ciudad del Carmen o Luis Armando Reynoso Femat-Necaxa.

 
“168 de 312 instituciones (futbolísticas) tienen su sede en alguno de los 18 estados donde están presentes los grupos delictivos más importantes de México” (Iván Pérez, Los equipos de futbol son usados para lavado de dinero del narco, dice Financial Action Task Force, 11 de agosto de 2017). A pesar de todo ello, las autoridades de entonces certificaron su desinterés en el tema.

Nieto-Bonilla

 

Santiago Nieto pudo retomar lo asentado en la resolución 1359/16 que ordenó abrir la información, pero prefirió escudarse en otro recurso que validó la secrecía de los trabajos de la UIF (RR 8613/17, resuelto por Oscar Guerra Ford también a partir de otra solicitud presentada por el autor).

 
Pronunciarse sobre la existencia o inexistencia de documentos –así sean de una investigación concluida– podría “afectar el prestigio de las empresas que aparezcan en los reportes y avisos”, considera formalmente la actual Unidad de Inteligencia Financiera. La honorabilidad, el respeto y hasta la imagen de los propietarios de la pelota debe prevalecer sobre el derecho de acceso a la información, argüían la UIF peñista y el comisionado Guerra Ford en 2017; en 2019, Santiago Nieto comparte tal criterio.

 

Eso sí, el titular de la UIF respaldó públicamente a los dueños de la Femexfut. Los presentó como colaboradores, ni más ni menos. Además, no olvidemos que el caso de los dobles contratos destapado hace más de un año en Veracruz quedó impune (https://m.aristeguinoticias.com/0412/mexico/tiburones-del-veracruz-millones-del-gobierno-de-duarte-y-dobles-contratos-sin-sancionar/).

 

El tiempo corre, diversos temas estremecen la vida pública mexicana, y los casos se van enterrando en el devenir cotidiano. Por lo pronto, el de Ares de Parga-Graue-Pumas cabalga hacia el olvido, cuyo horizonte es la impunidad. De tal gravedad es el mensaje enviado por la UIF.

Ares-Graue

Fotos: Ignacio Suárez, Milenio, Dalepumas, LigaBBVAMX, El Universal, Infobaedeportes, El Heraldo.

mauromero@comunidad.unam.mx