Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

¡No al sindicato de futbolistas!

Publicado: 13 agosto, 2020 en Uncategorized

Mauricio Romero

Luis Fernando Tena fue despedido en plena pandemia. Tiene 62 años, dio positivo por covid-19 a mediados de julio, dos semanas después regresó al banquillo para dirigir un equipo disminuido por el mismo virus y ser cesado finalmente unos días después.

Los comentaristas supuestamente enfocados en la cancha, aunque no entiendan lo que ocurre en ella, subrayaron los partidos perdidos en las últimas semanas por los rojiblancos mientras desdeñaban el contexto clínico, resultado de haber forzado el inicio del torneo sin que escampara la crisis sanitaria.

Los pasos de Obdulio Varela, Foto: Palabras, palabras, palabras

Los pasos de Obdulio Varela, Foto: Palabras, palabras, palabras

Junto con el extécnico de Chivas, el entrenador de su rival tapatío también fue echado, y antes de ellos, más de un centenar de jugadoras de la liga femenil habían sido despedidas, igual que diversos trabajadores de los clubes que conforman la famiglia de la Femexfut.

Entrenadores, jugadores, trabajadores relacionados: Todos están expuestos a ser desechados por las empresas futbolísticas en cualquier momento, haya o no pandemia, en crisis o en bonanza. La indefensión de quienes se sirven los dueños del futbol profesional es total.

“Somos una industria que va más allá de las emociones y pasiones, que influye positivamente en el desarrollo de nuestro país”, presume la propia patronal en sus videos publicitarios. Según ella, la industria “genera” 192 mil puestos de trabajo (Convenio de Colaboración UIF – LIGA MX, You Tube, 22 de noviembre de  2019).

Casi 200 mil personas trabajan directamente para el futbol mexicano profesional. Entonces, los jugadores no son los únicos afectados por la voracidad y despotismo de los dueños y directivos. Un paro de tal masa laboral tendría un impacto social.

De ahí que la unidad, solidaridad, debe trascender la noción gremial dictada a partir de las competencias y conformar una organización con un sentido de clase: futbolistas, entrenadores, asistentes, doctores, terapeutas, utileros, choferes, cocineros, secretarios, oficinistas, porteros, taquilleros, jardineros… todos los asalariados y subcontratados cuyo trabajo sea aprovechado por los equipos-empresas.

Dos décadas se han perdido con organizaciones charras como la Comisión del Jugador y la Asociación Mexicana de Futbolistas.

Por tanto, aunque sea una quimera decirlo pero porque es la única forma en la que se podrían defender en el contexto actual: ¡No al sindicato de futbolistas!,  ¡Sí al sindicato de trabajadores del futbol mexicano!

Contra las organizaciones blancas, Foto: Amfpro

Contra las organizaciones blancas, Foto: Amfpro

mauromero@comunidad.unam.mx

 

Mauricio Romero

Las condiciones están dadas. El año pasado, con el caso Fidel Kuri-Veracruz, los futbolistas desperdiciaron una oportunidad para conformar un movimiento que habría sido histórico para su gremio: el amplio público futbolero, muestra fiel de la sociedad, los habría apoyado; los medios masivos de comunicación estaban impedidos de lincharlos abiertamente ante la notoriedad del despotismo del dueño del equipo tiburón.

Dejaron ir el gol. Pero ahora se les presenta una nueva coyuntura, en la que además de su dignidad está en juego su salud: la absoluta inviabilidad de que inicie un nuevo torneo del futbol mexicano en plena pandemia.

La Federación, en complicidad criminal con las autoridades de la UNAM, ensayó en el laboratorio del Estadio Olímpico Universitario el riesgo de llevar a cabo partidos a puerta cerrada (los ratones fueron los trabajadores de la casa de estudios y los integrantes de los clubes; no nos directivos ni mucho menos los dueños). Los resultados del experimento se dieron pronto: brotes de covid-19 en los equipos que participaron en la copa Baillères.

Estadio Olímpico, criminal laboratorio de pruebas

Estadio Olímpico, criminal laboratorio de pruebas

A pesar del evidente peligro que implican los juegos aun sin afición en las gradas, la patronal futbolera insiste en inicial el torneo, sarcásticamente nombrado como Guardianes (quizá el homenaje a los médicos sea darles más pacientes que atenter). Televisoras, clubes, administraciones públicas engarzadas presionarán para que ruede el balón otra vez. La salud, la vida de quienes lo hacen rodar no les importa, solo las cajas registradoras que timbran gracias a él.

“Exigiremos que las garantías sean las propias”, se atrevió a decir Guillermo Ochoa cuando se discutía parar o no el campeonato que a la postre fue cancelado. La epidemia estaba presente entonces, y lo sigue estando ahora. ¿Qué harán los jugadores para que les garanticen dicha seguridad?

La única opción que tienen es negarse a jugar. Las condiciones para que se atrevan a hacer huelga están dadas, otra vez, menos de un año después de la anterior oportunidad perdida en los pies de Gignac. Tienen a su favor que ya se hizo público el brote en el circuito, también que es cosa conocida la irresponsabilidad de los directivos de la Femexfut, aún están frescas en la memoria colectiva tanto las últimas decisiones de la Federación como las actitudes sociópatas de dueños como Ricardo Salinas Pliego. Una vez más tendrían la comprensión y consecuente respaldo de la afición.

UNAM, foco de contagios

UNAM, foco de contagios

En contra, naturalmente, tendrían que lidiar con la junta de dueños y sus achichincles directivos; también con esquiroles y personajes como Ricardo Ferreti o Miguel Herrera, quienes estarían dispuestos a comandar a dichos traidores.

Las condiciones están dadas en cuanto al posible respaldo social e incluso de una parte de la prensa, mas no del gobierno federal, pues la actuación de la Femexfut está en sintonía con la de la autollamada 4T: reiniciar labores a acosta de los trabajadores, pues ni los dueños de las maquilas ni los propietarios de los clubes se expondrán a las consecuencias de los contagios virales. El futbol industrial, por el impacto mediático que tiene, se convertirá en el símbolo de la reactivación, y como tal tanto los empresarios como sus subalternos políticos intentarán sostenerlo ante todo.

Los movimientos sociales en reclamo de justicia reman contra los poderes establecidos. Sin embargo los jugadores deben tener claro que tienen enfrente una nueva coyuntura para por fin atreverse a hacer huelga, la cual tendría un respaldo popular.

Femexfut-Gobierno Federal, sincronizados

Femexfut-Gobierno Federal, sincronizados

mauromero@comunidad.unam.mx

 

 

 

Mauricio Romero

La primavera de decisiones luminosas de los dueños del futbol en México parecía incompleta sin que se anunciara la disolución de la Liga Mx Femenil. Las casas de apuestas habrían puesto como probabilidad mayor a que los empresarios aprovecharían la coyuntura, escudándose en la crisis potenciada por la pandemia.

Guillotina empresarial. Imagen, CampeonasMx

Guillotina empresarial. Imagen, CampeonasMx

Pero las semanas pasaron, y no solo no se firmó la defunción del pauperizado circuito, sino que se anunció su fecha de retorno. Tal acción no encajaba con la puntilla al ascenso, los pasaportes comprados, los cambios de sede o la desaparición de la cuota de jugadores medio jóvenes. Entonces, ¿cuál es la fullería en este asunto?:

Correr a decenas de jugadoras en silencio, comprimir hasta la asfixia a los planteles femeniles a la vez que se publicitan los esfuerzos de los bienhechores empresarios por sostener el futbol femenil aun en estos funestos tiempos.

De acuerdo con Campeonas Mx, hasta el 22 de junio, por lo menos 102 jugadoras fueron dadas de baja de 17 equipos (Pumas no ha informado sobre sus actos). ¡Ciento dos despidos sin importar la emergencia!

Solo algunas, 27, según el mismo portal, han encontrado reacomodo. ¿Y en qué condiciones?, ¿mejores que las conocidas en los tres años de historia de la Liga?

Guillotina empresarial. Imagen, CampeonasMx

Guillotina empresarial. Imagen, CampeonasMx

En dos trincherazos: el promedio de salarios no rebasa los 3 mil 500 pesos y solo 1 de cada diez jugadoras puede comer modestamente del futbol (César Reveles. Bajos salarios, desigualdad y machismo, los rivales de las futbolistas en México. Animal Político, 16 de enero de 2020; Iván Pérez. Liga MX Femenil: solo 10% de jugadoras vive del futbol; ¿exportar?, eso para después. El Míster. 24 de junio de 2020).

América, club del magnate por herencia Emilio Azcárraga, es el líder entre los que han despedido trabajadoras del balón en plena pandemia: 15, por ahora. Tigres, de la multinacional Cemex, que de un tirón cortó a nueve jugadoras, hasta el momento no ha contratado a ninguna.

Los equipos subrayarán sobre las dificultades de la crisis, cómo nos ha pegado a todos por todos lados, pero que juntos podremos superar, con amor y pasión por el juego; por supuesto, no mencionarán nada sobre el inalterado estilo de vida de sus propietarios. El discurso girará en torno al favor que hacen de no cancelar de tajo la Liga Mx Femenil (pff, y ahí sí la tendríamos cañón para armar el márquetin, ca).

Recuerde que los dueños y sus subalternos publicitan con una mano… mientras guillotinan con la otra.

mauromero@comunidad.unam.mx

Jugadoras, en la indefensión. Foto, Liga Mx

Jugadoras, en la indefensión. Foto, Liga Mx

El Conapred y el futbol mexicano

Publicado: 18 junio, 2020 en Uncategorized

Mauricio Romero

Estos son algunos casos de discriminación en el futbol mexicano vistos por el @CONAPRED. Invariablemente, los implicados salieron limpios, sin sanción alguna, a lo mucho con un curso de “sensibilización” exprés o el compromiso de portarse bien:

-Darío Verón y Picolín Palacios llamaron “mono” y “esclavo” a Felipe Baloy; Rogelio Chávez, “simio de mierda” a Darwin Quintero; el panista Carlos Manuel Treviño Núñez le dijo “simio brasileño” a Ronaldinho.images (2)

Verón, Palacios y Cruz Azul prometieron hacer campañas contra la discriminación, mientras que el político neonazi recibió un curso de 1 día. Los expedientes se cerraron sin más. Tiempo después, el capitán de Pumas le gritó a Michael Arroyo “pinche simio de mierda”.

-Matías Vuoso y Cristian Benítez festejaron simulando un beso. El titular de la Comisión Disciplinaria de la FMF, Alfonso Sabater, hizo berrinche públicamente: «No es la imagen al público y a los niños que queremos dar».

Los abogados Anna Peniche y Simón Díaz notificaron que Sabater ya había sido reprendido. Ello le bastó al Consejo para cerrar el expediente y calificar a la Femexfut como «una institución respetuosa del derecho a la no discriminación».images (7)

-Enrique Meza dijo que los naturalizados no debían ser convocados a la Selección. El Conapred intentó 2 veces hablar por teléfono con el entrenador, pero el Ojitos ni contestó. «Considérese el asunto como concluido por no sometimiento al proceso», quedó en el acta el fracaso.

-Las quejas contra @martinolimx llegaron al Conapred por «descalificaciones de género, etnia, preferencia sexual o de origen socioeconómico». El Consejo se limitó a enviar un boletín en el que invitaba a los medios de comunicación a tener cuidado.

Un año después, el cronista llamó “aborigen” a un aficionado, y fue regañado en las oficinas de la institución. «No fue lo correcto», admitió, y dijo que no imaginó que lo dicho tuviera repercusiones.Martinoli

Prometió que no lo volvería a hacer, pero advirtió que continuaría con su “estilo de broma ácida”, y que invocaría al Conapred al aire. Satisfecho, el Consejo consideró que Martinoli contribuiría a un “cambio cultural”, y concluyó el expediente.

-«Chilangos, greñudos y tatuados no entran, aunque traigan boleto», dispuso Rayados de Monterrey sobre los aficionados de Pumas. El Consejo se enteró y abrió un expediente, pero un año después el equipo de Femsa fue indultado.

-Un aficionado se quedó con las ganas de ver el Pioneros de Cancún-Alebrijes de Oaxaca. «No me dejaron entrar porque no tenía la vestimenta rojo y blanco [también del PRI]». El presidente del club local también era el alcalde. Según el Conapred, el caso se resolvió solo.

-La miseria de la Femexfut se mostró en su esplendor en su reticencia a instaurar una liga femenil profesional, caso que llegó al Conapred, duró años y vio el propio Gilberto Rincón Gallardo. Por su importancia, será materia de otro hilo.

El texto original en el que están las historias es este: https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2016/06/14/discriminacion-en-el-futbol-mexicano-generalidad-impune/

Expedientes Conapred/dgaqr/337/10/dq/II/df/q173, conapred/dgaqr/211/11/dq/II/coach/q13, conapred/dgaqr/945/14/dq/II/qro/q843, conapred/dgaqr/142/07/dq/II/nl/q57, conapred/dgaqr/146/14/dq/I/qr/q93, conapred/dgaqr/366/11/dq/II/nal/q211, conapred/dgaqr/422/12/dq/II/nal277.

📷 Contralínea, As, Mediotiempo, Expediente Quintana Roo, Soy futbol, Periódico Correo, El Universal.

mauromero@comunidad.unam.mx

Quesque “Wild Card” pambolera

Publicado: 11 junio, 2020 en Uncategorized

Mauricio Romero

Los dueños de la Federación Mexicana de Futbol sintieron el soplo de otra gran idea, digna de sus capacidades, aquellas de las que han hecho gala durante toda la primavera: no solo revivir, sino ampliar  el repechaje, y promocionarlo por medio de sus medios afines como una emulación de la wild card de las Grandes Ligas.

Publiperiodismo

Publiperiodismo

¿Hay parangón? Veamos:

Las Mayores tienen 30 equipos. Y a la postemporada clasifican directamente seis, tres por la Liga Americana y tres por la Liga Nacional. Al duelo de comodines –repechaje, en términos futboleros– clasifican cuatro equipos, que se eliminan en un solo encuentro.

Entonces, finalizada la temporada regular, 20 de los 30 quedan fuera: dos terceras partes de los participantes se van a las deshonrosas duchas. Pasados los juegos a matar o morir, los play offs inician en forma con 8 escuadras, directamente en semifinales para el campeonato de Liga, o cuartos de final, si se toma en cuenta la Serie Mundial.

Le repito: del 11 al 30 quedan eliminados, después se van al destazadero otros dos. Menos de la cuarta parte clasifica a la liguilla beisbolera.

Ahora a los dueños de la Liga MX se les ocurre que de los 18 clubes 12 sobrevivan la fase regular: 4 van directamente a la vieja liguilla y 8 a un repechaje: ¡Casi tres cuartas partes!, ¡tres veces más que en las Mayores, proporcionalmente hablando! Únicamente 4 de los 18 que inician quedarían eliminados.

Más emoción, mayor competencia, se atreven a decir, y sus repetidores impostan la voz sin rubor.

Por ello, como en otros temas, se tiene que subrayar lo obvio: se trata del viejo “ante lo perdido, lo que aparezca” (aunque ya sabemos que las pérdidas no alcanzan su mesa), por supuesto, a costa de los pulmones y las piernas de los jugadores, quienes sin sindicato ni ningún medio de defensa ante los patrones sostienen calladitos el show.

Si “su” equipo lo hace sufrir por su paso comatoso durante la temporada, pero despierta en las últimas fechas, podría colarse al selecto grupo de los primeros 12 de 18. Tal es el ingenio de la burguesía futbolera de México.

mauromero@comunidad.unam.mx

El ingenio. Foto: El Dictamen

El ingenio. Foto: El Dictamen

 

Mauricio Romero

“Enrique Bonilla, mandamás del futbol mexicano”, lo llaman unos. “Las decisiones del presidente de la Liga”, conjeturan otros.

Después de tantos años de futbol-negocio, o sea futbol-propiedad privada, es asombroso ver cómo aún no se tiene claro cuál es la estructura del cártel que lo controla.

Enrique Bonilla, un achichincle más. Foto: Liga Mx

Enrique Bonilla, un achichincle más. Foto: Liga Mx

Entonces, toca subrayar lo obvio: todo lo que ocurre dentro de la Federación Mexicana de Futbol es responsabilidad de los dueños de los clubes, pues tanto los directivos de las empresas futbolísticas como los ejecutivos de la Femexfut no son más que subalternos, empleados nombrados por ellos, y por tanto en riesgo de ser corridos en cualquier momento por los mismos dueños.

La Federación es una organización patronal, encabezada por los empresarios propietarios de las sociedades anónimas o asociaciones civiles que usted considera como como equipos suyos. “Mis Chivas del alma”, “tu pinche América”, “mis choriceros del Toluca”, “nuestros gloriosos Pumas”, “nuestra poderosa Máquina de la Cruz Azul”, es como se refieren los aficionados a los clubes privados de futbol. Y los medios les alimentan esa falsa pertenencia.

Por ello no debe olvidarse quiénes mandan, por más absurdas que sean las disposiciones. Otra cosa es que personajes como Enrique Bonilla, Yon de Luisa y todos los presidentes de los clubes y sus subordinados estén dispuestos a pisotear todo principio de dignidad para maromear y someterse a los intereses de sus patrones. Cada quien su abyección.

¿O de verdad piensa que alguno de los presidentes de la Femexfut de los últimos tiempos le ha dado órdenes a Emilio Azcárraga o Ricardo Salinas Pliego?, ¿cree que alguna vez Hank Rhron, Jorge Vergara, Jesús Martínez, Amado Yáñez o Fidel Kuri les pidieron permiso a Justino Compeán y Decio de María o a Yon de Luisa y Enrique Bonilla?

Pues no: los cárteles no funcionan así. Los capos, unos con más poder que otros, se reúnen en una mesa. Discuten sobre los problemas relacionados a la organización. Llegan a acuerdos en función de sus intereses, y cuando hay que eliminar a algún socio o un representante, se elimina.

Por tanto, si bien es justo el desprecio sobre subalternos como Bonilla, por no ser más que achichincles que ejecutan órdenes, tenga presente quiénes son los titiriteros.

mauromero@comunidad.unam.mx

Cártel futbolero. Foto: Liga Mx

Cártel futbolero. Foto: Liga Mx

Mauricio Romero

Los clubes profesionales de futbol disfrazados de universitarios mantienen una insana cercanía con las instituciones públicas de educación superior, la cual infecta los presupuestos académicos. Tal es el caso de Correcaminos y la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), cuya relación ha provocado la sangría suelta de los recursos de la casa de estudios en más de 600 millones de pesos en los últimos nueve años, por ni 1 peso de retorno.

En plena pandemia de coronavirus, los dueños de la segunda división (exAscenso Mx) y la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) acordaron la desaparición de la categoría. Y los clubes que presentaron una oposición más férrea fueron precisamente los ligados a las universidades, pues el erario significa una fuente de ingreso permanente para ellos.$ 2018, 110.7 mdp

Con la liquidación del torneo de ascenso, las autoridades carecerían de todo fundamento para continuar destinando decenas de millones de pesos a los equipos. La enfermedad cedería y las arcas de las universidades podrían dejar de sangrar.

 

Club privado, infección presupuestaria

No solo la tasa de estudiantes rechazados por la Autónoma de Tamaulipas aumenta año con año, también los montos que la UAT le entrega a Correcaminos. Para atender lo primero faltan recursos; para el segundo, no.

Cada ejercicio, la universidad le asigna millonarios presupuestos al club, que invariablemente terminan siendo aumentados con respecto al monto originalmente aprobado.

La universidad lo niega oficialmente: este mismo año, por medio de la plataforma de transparencia, se le preguntó a la institución sobre los montos entregados al equipo en el último lustro. “Hago de su conocimiento que no existen pagos”, responde tajantemente el contador Guillermo Mendoza Cavazos, secretario de Finanzas de la UAT (oficio 013/2020 en contestación a la solicitud 00025520).

A pesar de lo que asienta el funcionario, en los registros financieros de la universidad tamaulipeca, de los cuales RÉCORD tiene copia, se encuentran las cantidades e incluso el mecanismo de triangulación que se da con el gobierno estatal para el sostenimiento del club privado, cuyo nombre oficial es Club de Foot Ball Correcaminos UAT, SA de CV, razón social dada de alta el 26 de agosto de 1999.

En los propios datos abiertos está la prueba de que las finanzas universitarias sí enfermaron de desfalco:

-En 2016, la UAT le entregó a Correcaminos 59 millones 711 mil 123 pesos, cuando el monto aprobado originalmente era de 21.7 millones;

-En 2017, de 80 millones 500 mil fue la sangría, casi siete veces más que los 12 programados;

-En 2018, la cifra subió a 110 millones 695 mil 520, aunque el presupuesto inicial era de 77.1, y

-En 2019, Correcaminos SA de CV recibió 118 millones 923 mil 434.33 pesos más. En este último año el mecanismo con el que le fueron entregados los recursos podría llamar la atención de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda: la UAT registró dos presupuestos para el club, y ambos fueron modificados en el transcurso del año: el primero era por 45.8 millones y terminó siendo de 116.9; el segundo era de 64.7 millones, pero de ellos recibió 2, por lo que en el camino desaparecieron 62.6 millones de pesos.$ 2019, 115.9 mdp

El subsidio se da al alimón entre la universidad y el gobierno estatal: en las Notas a los estados financieros correspondientes al primer trimestre de 2019, la UAT reconoce que la administración de Francisco Javier García Cabeza de Vaca aún le debía 8 millones 793 mil 741 pesos correspondientes al “subsidio de club de football correcaminos” (sic). En las operaciones en las que se triangulan los recursos, la casa de estudios funge como “gestor”.

Los conceptos de los pagos son variados, van de la “prestación pública asistencial” a diversas colaboraciones en organizaciones de eventos. En todo caso, en los acuerdos presupuestales, se faculta al rector “para otorgar subsidios y apoyos en numerario o especie” a empresas privadas.  Y Correcaminos es una empresa privada más, aunque utilice los símbolos universitarios. Así lo asienta la propia academia cuando se le pregunta sobre la composición accionaria del club: la UAT se declara incompetente para informar y remite a la SA de CV, la cual simplemente no contesta las solicitudes, tanto de información como de entrevista (oficio UTAIPPDP/RSI-082-2019 en respuesta a la petición 00396519).

De 2016 a 2019, Correcaminos engulló 369 millones 830 mil 77.33 pesos de los fondos públicos. A dicho monto pueden sumarse los 232.5 millones correspondientes al periodo 2011-2015, dados a conocer por Ignacio Suárez en estas mismas páginas. Entonces la cifra rebasa los 600 millones de pesos.

“El dispendio de dinero público que se ha tenido ha sido bestial. Correcaminos ha sido un negocio demencial de bajo perfil escondido en el Ascenso, con presupuestos irracionales que superan por mucho a algunos equipos del Máximo Circuito”, escribe El Fantasma (Una mina de oro llamada Correcaminos, RÉCORD, 4 de mayo de 2017).

¿Cuánto le ha retribuido el conjunto cuculiforme a la UAT?: nada, ni 1 centavo, sentencia el secretario de Finanzas, quien hasta el cierre de edición no concedió la entrevista solicitada: “no existen montos pagados por el Club de Futbol Correcaminos a favor de la Universidad” (oficio 058/2019 en respuesta al folio 00402119).ni 1 quinto a la UAT

Además, “deportivamente, el equipo no ha hecho nada relevante, a pesar del buen presupuesto que maneja, superior al de más de la mitad de los equipos de la División”, añade Luis Castillo (Cuando se medra del presupuesto público, RÉCORD, 23 de abril de 2019). Tiene razón, pues en los últimos cuatro años, ocho torneos, únicamente calificó dos veces a la liguilla, no pasó de cuartos de final e incluso quedó en último lugar.

Ante el riesgo que supone la desaparición del Ascenso MX para clubes como Correcaminos, el presidente del equipo, Miguel Mansur Pedraza, levanta la voz, y por medio de un discurso virtual defiende el mantenimiento del estatus, apoyándose precisamente en los trabajadores más pauperizados de la industria, aquellos quienes menos reciben de un negocio cuya magnitud es exaltada por los propios dueños de los clubes y la Femexfut.

“Creemos consciencia y ayudemos a cientos y miles de mexicanos de toda la República que viven del futbol; (quienes) tienen trabajo, hacen balones, tachones, tenis, playeras; los árbitros, los utileros…”, dice Mansur con vehemencia. Por supuesto, nada menciona sobre el sostenimiento de su club con cargo al erario.

En nueve años, la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en contubernio con el gobierno estatal, dejó de invertir en sus fines académicos, culturales y científicos más de 602 millones de pesos para entregárselos al club privado conocido como Correcaminos, infección presupuestal en vías de desaparecer.

mauromero@comunidad.unam.mxMiguel Mansur, presidente de Correcaminos. Gaceta.mx

[Una versión de este texto fue publicada en el diario Récord el 15 de abril de 2020: https://www.record.com.mx/futbol-futbol-nacional-ascenso/correcaminos-ha-recibido-602-millones-de-pesos-de-la-uat-desde-2011%5D

Mauricio Romero
La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) dio un preocupante aviso que podría significar que el caso Rodrigo Ares de Parga acabaría archivado, en un tácito indulto al aún presidente de Pumas.

 

Nieto-FMFEl 29 de octubre, tras la emisión de Aristegui en Vivo en la que se comentó que la salida del empresario se debe la difusión de la apertura de una investigación en su contra por las autoridades federales (https://m.aristeguinoticias.com/2910/mexico/salida-de-rodrigo-ares-de-pumas-se-da-tras-revelarse-investigacion-de-la-uif-por-lavado-mauricio-romero-video/), el área de Comunicación Social de la UIF envió un mensaje en el niega que haya algún expediente relacionado con el próximo expresidente del club auriazul. La comunicación fue privada, por Whats App.

 
Hasta ahora, la Unidad no ha hecho ninguna aclaración pública sobre el tema: Santiago Nieto se ha mantenido en silencio. Nada dijo después de que Ignacio Suárez diera a conocer la investigación, el 17 de octubre, en su columna del diario Récord (https://www.record.com.mx/columnistas-ignacio-suarez/investigan-al-club-universidad-nacional); nada replicó tras la publicación de la reportera Alejandra Benitez, el 25 de octubre, en Cancha de Reforma, en la que brindó más detalles, incluido el nombre de Enrique Graue como uno de los protagonistas de la historia, más la aseveración de que el caso ya está en manos de la Fiscalía General de la República.

 
Ni con un comunicado de prensa, ni siquiera con un trino en Twitter, la UIF desmintió haber iniciado una pesquisa contra Ares de Parga, el abogado Jorge Espinosa de los Monteros y el recién redesignado Graue Wiechers. No fue sino hasta después del breve comentario ante los micrófonos del noticiero de Carmen Aristegui que envió el mencionado recado privado.

 
Tampoco Rodrigo Ares de Parga refutó que esté metido en un berenjenal. Después del destape bien pudo exigirle a la UIF que negara públicamente tales señalamientos para así limpiar su imagen. En lugar de eso, actuó como tantas figuras públicas en su situación: renunciar al cargo –privado, en este caso, lo cual hace aún más notable el gesto– sin mencionar los motivos. Irse, sin más, fue la respuesta del empresario ante las acusaciones hechas públicas.

 

Casas Ares
Para mayor extrañeza, desde septiembre el propio Nieto Castillo admitió ante los medios de comunicación haber detectado posibles operaciones de lavado de dinero en clubes mexicanos, lo cual obviamente quiere decir que hay investigaciones abiertas.

 
Entonces, ¿por qué negar en corto, con la informalidad de un mensaje de celular, la existencia del expediente? No hay que olvidar que en otros asuntos sí ha emitido rectificaciones.

 
La Unidad adscrita a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no desmintió haber recibido las acusaciones sino la existencia de un seguimiento. ¿Ello quiere decir que ante lo que la misma UIF detectó así como ante los documentos recibidos sobre el presunto enriquecimiento de Ares de Parga, sus adquisiciones y construcciones, su relación con el rector, sobre la pequeña empresa encargada de los derechos de imagen y los traspasos de los jugadores, entre más acusaciones, la respuesta de la Unidad fue no abrir ninguna investigación?

 

Evidentemente, la primera intención es evitar que se toque el tema en un medio con el impacto como el que tiene Aristegui Noticias. ¿Tal es su preocupación por el buen nombre de los implicados?

 

Santiago Nieto ya había dado clarísimas muestras de su interés por el honor y la reputación de los empresarios del balón. Así lo ha dejado claro ante el Instituto Nacional de Transparencia y Protección de Datos al defender la cerrazón de la UIF sobre casos en los que las empresas futbolísticas hayan estado inmiscuidas.

 
Durante el año pasado, se le pidió a la UIF información estadística sobre el número de expedientes relacionados con los clubes de futbol, desde 2012. Nieto Castillo en persona contestó que la unidad no era competente a pesar de que en el artículo 15 del reglamento interno de la Unidad de Inteligencia Financiera deja claro que entre sus atribuciones está el integrar expedientes sobre presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita así como de las estructuras financieras de las organizaciones que las realizan.

 
Periódicamente, a través de su cuenta de Twitter, Santiago Nieto hace pública información sobre acciones realizadas por la UIF: trina abiertamente sobre los bloqueos de cuentas bancarias de personas y organizaciones plenamente identificables. Empero cuando de los miembros del futbol mexicano se trata, el actual titular de la Unidad retoma las clasificaciones hechas durante el peñismo, a pesar de estas fueran desechadas por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

 
En 2016, este reportero pidió a la UIF datos sobre los expedientes vistos desde 2012. El órgano, entonces a cargo de Alberto Baz Baz, respondió clasificando la información. Se acudió ante el Inai para impugnar la reserva, y tras revisar el caso el Instituto ordenó la entrega de la información (recurso de revisión 1359/16).

 
“Después de haber realizado una búsqueda exhaustiva en los archivos de cada una de las unidades adscritas a la Unidad de Inteligencia Financiera, (…) se desprende un resultado de cero averiguaciones que involucren a los equipos afiliados a la Federación Mexicana de Futbol Asociación”, asentó aquella vez la UIF, obedeciendo el mandato del Inai. Lo mismo contestaron la Dirección General de Delitos Fiscales, la Dirección General de Delitos Financieros y Diversos y la Dirección General de Control Procedimental: nada de averiguaciones no obstante que en el sexenio de Enrique Peña Nieto se dieron casos de presunto lavado de dinero ampliamente difundidos como los de Oceanografía-Amado Yáñez-Gallos Blancos-Delfines de Ciudad del Carmen o Luis Armando Reynoso Femat-Necaxa.

 
“168 de 312 instituciones (futbolísticas) tienen su sede en alguno de los 18 estados donde están presentes los grupos delictivos más importantes de México” (Iván Pérez, Los equipos de futbol son usados para lavado de dinero del narco, dice Financial Action Task Force, 11 de agosto de 2017). A pesar de todo ello, las autoridades de entonces certificaron su desinterés en el tema.

Nieto-Bonilla

 

Santiago Nieto pudo retomar lo asentado en la resolución 1359/16 que ordenó abrir la información, pero prefirió escudarse en otro recurso que validó la secrecía de los trabajos de la UIF (RR 8613/17, resuelto por Oscar Guerra Ford también a partir de otra solicitud presentada por el autor).

 
Pronunciarse sobre la existencia o inexistencia de documentos –así sean de una investigación concluida– podría “afectar el prestigio de las empresas que aparezcan en los reportes y avisos”, considera formalmente la actual Unidad de Inteligencia Financiera. La honorabilidad, el respeto y hasta la imagen de los propietarios de la pelota debe prevalecer sobre el derecho de acceso a la información, argüían la UIF peñista y el comisionado Guerra Ford en 2017; en 2019, Santiago Nieto comparte tal criterio.

 

Eso sí, el titular de la UIF respaldó públicamente a los dueños de la Femexfut. Los presentó como colaboradores, ni más ni menos. Además, no olvidemos que el caso de los dobles contratos destapado hace más de un año en Veracruz quedó impune (https://m.aristeguinoticias.com/0412/mexico/tiburones-del-veracruz-millones-del-gobierno-de-duarte-y-dobles-contratos-sin-sancionar/).

 

El tiempo corre, diversos temas estremecen la vida pública mexicana, y los casos se van enterrando en el devenir cotidiano. Por lo pronto, el de Ares de Parga-Graue-Pumas cabalga hacia el olvido, cuyo horizonte es la impunidad. De tal gravedad es el mensaje enviado por la UIF.

Ares-Graue

Fotos: Ignacio Suárez, Milenio, Dalepumas, LigaBBVAMX, El Universal, Infobaedeportes, El Heraldo.

mauromero@comunidad.unam.mx

La maroma quesque leninista

Publicado: 31 julio, 2019 en Uncategorized

Mauricio Romero

Hay una maroma que no es la burda tontería con la que los obradoristas creen poder marear a cualquiera sino que está dirigida por quienes se dicen la izquierda simpatizante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador: comparar la Nueva Política Económica (NEP) promovida por Lenin durante la segunda fase de la Revolución Rusa con el continuismo neoliberal de la actual administración.

Vladímir Ilich Uliánov, Lenin

Vladímir Ilich Uliánov, Lenin

Ante los cuestionamientos a la política de alineación a las doctrinas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, a las prácticas imperialistas y fascistas de Estados Unidos y a las propias oligarquías, tanto locales como trasnacionales, los aplaudidores ilustrados blanden la NEP. Perversamente lo hacen dejando de lado algo fundamental: que antes de la NEP hubo una Revolución que desencadenó en la expropiación hasta del nido de la perra.

El Consejo de Comisarios del Pueblo surgido de la Revolución de Octubre arrancó de los capitalistas la banca, para empezar, y con ella la industria tanto pesada como liviana, así como el comercio, los recursos naturales y prácticamente todas las empresas. Entonces se desató una guerra civil que, a la par de una intervención multinacional, terminó de bañar el ya sangrentado suelo ruso. Una coalición de siete países invadió por el norte mientras el Ejército Blanco atacaba desde el sur y el Polaco desde el occidente. Pero la Revolución resistió, aunque bloqueada, descarnada y con la población literalmente famélica.

Los trabajadores en el poder estaban cercados. Por ello Lenin planteó reforzar la alianza entre la clase obrera y el campesinado por medio de políticas liberalizadoras. La jovencísima URSS regresó diversas empresas a antiguos dueños, permitió un comercio con menos controles y se restableció la moneda; incluso acudió a capitalistas y trabajadores especializados de Europa y Estados Unidos. Se llegó a concesionar hasta bosques, tierras y minas. Durante los primeros años de la década de 1920 reactivó diversas áreas de la económica bajo la dirección de lo que bien podría llamarse capitalismo de Estado.

Sí: Lenin impulsó la reprivatización de bienes nacionales y empresas. A la vez se hizo esfuerzos por restaurar relaciones con occidente, tanto diplomáticas como comerciales. Si antes había sacrificado la revolución finlandesa con tal de mantener el pacto de no agresión con Alemania [el Brest-Litovsk], la URSS también abandonó movimientos revolucionarios en la India para no romper un acercamiento con Gran Bretaña.

[Una digresión: la partida de Lenin en 1924 –aunque estuvo fuera de la vida pública desde el año anterior– se da en pleno desarrollo de la NEP, la cual es cancelada de raíz por Stalin cinco años después. Tal vez este sea uno de los motivos primarios por los que en occidente el recuerdo del segundo es demonizado de una manera más rabiosa que el del constructor de la revolución más importante en la historia contemporánea.]

En resumen: en sus últimos años de vida  Vladímir Ilich pareció –al ojo de analistas superficiales– virar hacia una especie de liberalismo. Ello es una mentira. Primero, desde lo teórico: siempre fue notablemente honesto en sus críticas e intenciones, jamás ocultó el fin último de su actuar: el advenimiento de la sociedad comunista. Cuestionó, diagnosticó; después explicó y argumentó. Admitió abiertamente el peligro que significaban dichos virajes, pero los defendió como una salida materialista hacia el comunismo.

Ahora, desde lo práctico –palabra que tanto les gusta a los maromeros–: si bien estaba consciente del riesgo que implicaba retroceder en cuanto al control de ciertos puntos, también señaló claramente que dicho peligro era controlado, que las “palancas de la Revolución” seguirían firmes en las manos de la URSS: la banca no se privatizó, el comercio exterior era exclusivo del Estado, lo mismo los precios, y la gran industria seguía bajo control estatal; los oligarcas expropiados no regresaron, tampoco los banqueros, un nuevo Ejército se creó y curtió durante la guerra civil y la intervención aliada. Esto también lo soslayan los groseros que osan comparar la URSS de 1922 con el México de 2019.

¿Cómo se puede asociar la NEP leninista con la renovación del TLC, con la sumisión descarada a Trump, con el reforzamiento de la subcontratación obrera, con la revalidación de las privatizaciones mineras, petroleras, playeras, forestales, acuíferas, energéticas, de telecomunicaciones; con el adelgazamiento del Estado bajo la fórmula del FMI, con el sostenimiento de la banca privada y la autonomía del banco central, con la bienvenida a monopolios trasnacionales, con el amasiato con plutócratas surgidos durante el salinismo?, ¿cómo?… ¿cómo se atreven?

mauromero@comunidad.unam.mx

AMLO y Niño de Rivera. Foto: La Jornada

AMLO y Niño de Rivera. Foto: La Jornada

Mauricio Romero, @MauRomero

El gasto de miles de millones de pesos en eventos como la Fórmula 1 no motivó la venida de turistas al país, concluye la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su

Foto: MR

Foto: MR

fiscalización a las acciones y erogaciones del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) durante el periodo 2014-2017.

Por tanto, el argumento esgrimido por los empresarios beneficiados, empezando por los dueños de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE, SAB de CV), así como por los políticos involucrados y los periodistas relacionados, sobre el poder de atracción de turismo de los Grandes Premios resulta una mentira de acuerdo con las observaciones del ente fiscalizador.

La engañifa se extiende a la supuesta derrama económica impulsada por las carreras, ya que los métodos de medición son inconsistentes y faltos de credibilidad, además de que la información con la que se cuenta no es independiente, pues viene de trabajos elaborados por empresas contratadas por la propia CIE.

 

CIE, motorizada por el erario

El gobierno de Enrique Peña Nieto y la empresa encabezada por Alejandro Soberón aprovecharon la efervescencia del Mundial de Brasil para firmar el contrato plurianual y transexenal 36/2014. Precisamente el día en el que la Selección mexicana de futbol clasificó a los octavos de final tras derrotar a Croacia, el 23 de junio de 2014, la Secretaría de Turismo, a través del CPTM, se comprometió a subsidiar a la multinacional con el equivalente en pesos de 213 millones de dólares.

Los montos finalmente se distribuyeron de la siguiente forma: 596 millones 700 mil pesos para el Gran Premio de 2015; 648 millones 83 mil 675 en 2016; 795 millones 418 mil 231.40 para la carrera de 2017; 822 millones 719 mil 209.9 en 2018, y 801 millones 577 mil 600 para la última, que se correrá entre el 25 y el 27 de octubre de 2019.

Quinto pago

Quinto pago, correspondiente para el GP de 2019

En total, 3 mil 664 millones 498 mil 716.3 pesos fue el subsidio a CIE, catalogada formalmente por las autoridades federales de entonces como una pequeña empresa necesitada del apoyo público.

En principio, el dinero del erario garantizó las exigencias de Bernie Ecclestone, entonces mandamás de la categoría reina, para la adjudicación de la sede al Autódromo Hermanos Rodríguez; después, las de Liberty Media, actual propietaria de la F1.

Pero más allá de Rosberg, Hamilton y Verstappen, triunfadores en la pista de la Magdalena Mixhuca, hubo otro ganador mayor: la compañía de espectáculos para la que el negocio fue redondo desde el primer año en el que sus utilidades netas se dispararon 768.8 por ciento. Beneficios directos a los dueños de la compañía, no a los trabajadores de la misma ni de los negocios favorecidos indirectamente, cuyos salarios y prestaciones o condición subcontratada no varió por impacto económico que representó la vuelta de la Fórmula 1 a México.

Durante el periodo de los Grandes Premios los ingresos netos de CIE no pararon de subir: 8.9 mil millones en 2015, 9.9 mil millones en 2016, 10 mil millones en 2017 y 12 mil millones en 2018. Y lo mismo ocurrió con sus utilidades netas que pasaron de 102.7 millones en 2014 a 621 millones en 2018. Incluso el precio de sus más de 559.3 millones acciones se duplicó entre 2015 y 2017 al pasar de 9.95 pesos a 18.54 por cada una.

Semejantes rendimientos económicos fueron motorizados por las arcas públicas. Y al estar involucrado directamente el erario, sus resultados son sujetos de fiscalización.

 

Cifras alegres desmontadas por la Auditoría Superior de la Federación

Políticos y empresarios cantan cifras que son coreadas por los medios y el público afines. Como estribillo entonan que cientos de miles de turistas ocupan hoteles, gastan en la ciudad, van a las playas, a los museos, a las taquerías; que miles de millones deja el Gran Circo. El arreglo hace énfasis en el supuesto poder de la F1 para atraer turismo y provocar una inestimable “derrama económica”.

El coro suena desafinado; unos entonan unas cifras mientras que otros cantan datos disímbolos. Sin embargo, la base de la partitura la componen los informes hechos por las firmas trasnacionales Formula Money (FM) y Aecom, ambas contratadas por la propia CIE.

No comprobó derrama ni ná

“No se comprobó la derrama, la información careció de confiabilidad”: ASF

Formula Money jugó un papel preponderante desde el principio: Antes de darse el acuerdo, y por encargo de CIE, elaboró un trabajo con la intención de deslumbrar al gobierno mexicano con los supuestos beneficios de un Gran Premio. FM prometía un éxito como el de carreras que terminaron por desaparecer por su inviabilidad, entre otros factores, como las de la India, Turquía y Malasia.

Todo el proyecto para el subsidio milmillonario se basó en “proyecciones” y nada más, reconoce el CPTM en su Libro Blanco sobre la F1. Y ya celebrados los Grandes Premios, nuevos cálculos también pagados por CIE marcaron las notas de la canción:

“Se ha obtenido un beneficio económico por concepto de demanda final de bienes y servicios acumulado de $23,004´000,000.00 (veintitrés mil cuatrocientos millones de pesos, sic)”, vociferan aunque sus propios números no concuerden, mientras el coro entona la marcha de la multitudinaria llegada de turistas.

Empero las fanfarrias y los tamborazos son acallados por la Auditoría Superior de la Federación; el jolgorio se desmonta con la revisión de desempeño 2017-2-21W3J-07-0465-2018 emitida el 18 de octubre de 2018.

El órgano de fiscalización es contundente: el arribo de turistas a México no tiene nada que ver ni con la publicidad de los grandes eventos ni con los miles de millones de las arcas públicas gastados en ellos, sino con la devaluación del peso; además, no es posible confirmar los cacareados datos de la “derrama” por la falta de rigor en las mediciones.

No estableció evaluaciones

Ni incremento de turistas ni generación de ingresos

La Auditoría analizó los resultados de la promoción turística impulsada con recursos públicos y sus efectos en el incremento de los ingresos económicos relacionados con los visitantes. Todo a partir de datos entregados por el CPTM. Y sus conclusiones fueron las siguientes:

-¿Es confiable la información difundida sobre la “derrama económica”?

“El CPTM no estableció elementos suficientes para evaluar tanto el efecto de la promoción como los resultados de las actividades que llevó a cabo para contribuir a incrementar la llegada de turistas y generar mayores ingresos económicos”, responde la ASF.

Como parte de las acciones de promoción turística en los ámbitos nacional e internacional, los eventos de alto impacto como la Fórmula 1 fueron sus mayores apuestas. Sin embargo, “no comprobó ni la derrama ni tampoco el retorno de inversión, por lo que su rendición de cuentas careció de confiabilidad”. En resumen, “no existe coincidencia entre las cifras de cada uno de dichos eventos, por lo que la información careció de confiabilidad”, repite.

El Sistema de Evaluación del Desempeño es deficiente debido a que los indicadores son incongruentes, agrega.

Con los trabajos de Formula Money y Aecom en la mano, con canción de cifras alegres en el oído, los auditores concluyen que los involucrados no pudieron acreditar “los mecanismos para el registro y generación de información confiable, oportuna y suficiente”.

-¿Y los datos sobre el incremento de la llegada de turistas gracias a los eventos?

Para empezar, tampoco son confiables, pues los auditores no tuvieron la certeza de la validez del Plan de Mercadotecnia del Consejo, “por tanto, de un adecuado proceso de planeación y autorización, ni de la correcta aplicación de sus directrices”.

Simplemente “careció de criterios para justificar las actividades de promoción”, lo cual “dificultó la revisión, evaluación y seguimiento de los resultados”.

Sobre la programación y utilidad de las metas e indicadores se encontraron “inconsistencias y falta de congruencia entre lo que se pretendió medir y las unidades de medida, […] no se establecieron metas, ni indicadores”. Los datos cacareados solo fueron parte de la F1esta (palabra con derechos reservados).

Devaluación peso

Devaluación, clave para el incremento del turismo

-¿Eventos como la F1, la NFL, el Abierto Mexicano de Tenis, entre otros subsidiados, impulsan el flujo turístico?

“No se tiene certeza de que las acciones de promoción realizadas por el Consejo influyeron de manera directa en la decisión de viajar a México”, contesta la Auditoría. Y añade:

“La llegada de turistas y el ingreso de divisas por turismo no se determinó por el presupuesto asignado al CPTM, sino que el comportamiento de esas variables depende de otros factores exógenos.”

Dicho factor es la devaluación del peso: “Mientras más se deprecia el peso mexicano respecto del dólar –explican los fiscalizadores–, más turistas arriban a México, ya que resulta más barato viajar cuando la moneda del país se deprecia. […] El 50.0% de las llegadas se explican por la diferencia en precios relativos de la canasta de turismo”.

-Entonces, ¿cuáles fueron los efectos de la promoción del país-marca?

“Respecto de la medición de los efectos de la promoción turística, el CPTM careció de indicadores para conocer el efecto de su gestión en la promoción de México como destino turístico”, redunda la Auditoría, que analizó los ingresos económicos producidos por el sector en el periodo 2014-2017 para identificar la relación entre el gasto en promoción y la llegada de turistas, así como la eficiencia de dichas erogaciones y su correspondencia con la derrama económica tan publicitada.

-Por último, ¿la financiación de espectáculos de la gran industria del deporte promueve el turismo deportivo?

“Se ha mostrado un país competitivo, fortaleciendo la promoción de segmentos especializados como el turismo deportivo”, dicen el Consejo, CIE y demás socios. Pero eso también es rebatible, asienta la Auditoría, que sin miramientos sentencia que con las inversiones hechas tanto en la F1 como en el futbol, box, golf, tenis y demás “se desaprovechan otros destinos y atractivos del país, tales como culturales, de negocios, ecoturismo, de salud, deportivo, entre otros, que pudieran resultar de interés para los turistas, lo que podría incidir en que México pierda presencia como un lugar preferente y que, a su vez, se registre una menor recepción de turistas y, por tanto, un menor crecimiento en los ingresos económicos generados por dicha actividad”.

mauromero@comunidad.unam.mx

btr

Los tubos de órgano del Ferrari 312 T de Niki Lauda