Mauricio Romero, @MauRomero

Barralva no es diferente a las demás en cuanto a fraude se trata. Así lo demuestran las primeras revisiones oficiales hechas por el veterinario amigo de la empresa de La México Javier García de la Peña.

BarralvaLa Temporada 2013-2014 representó el regreso del médico especialista en anabólicos dedicados al ganado. Y la ganadería de los Álvarez Bilbao, ahora socios de Alemán-Herrerías, fue la primera que examinó el veterinario formalmente asignado por la Delegación Benito Juárez, cuya área taurina está a cargo de Orlando Martínez.

Aunque García de la Peña no anotó ─ni anotará─ ningún astado por debajo de los cuatro años, sí dejó asentado en sus registros que las edades no concordaron con lo que se le anunció en aquella corrida inaugural del 28 de octubre de 2013.

La edad de sólo uno de los ocho toros lidiados esa tarde coincidió en los papeles de García de la Peña y en la tabla que los monosabios muestran a la afición en la plaza. El resto no: resultó que las edades de los demás estaban infladas, registró el perito que ─insisto─ fue impuesto para cubrir el fraude que cada domingo se da en la Plaza México.

Así, Rompemuros, número 36, el abreplaza, fue anunciado en público con cinco años y dos meses, y en la revisión posterior la edad quedó en cinco años cerrados; Patillas, herrado con el 6, pasó de los cuatro con un mes a los cuatro cerrados también.

Don Pato, número 9, de los 5.9 bajó después a 5.6; Santamarío, con el 40, pasó de los 5.2 a los 5; Tipete, marcado con el 5, de los 4.1 al mínimo: 4 años cerrados; Laurito, 26, tuvo la mayor disparidad: de los supuestos 5.9 bajó a los 5, y Pocospelos, el 25, pasó de los 5.4 años a 5.

Eso apuntó Javier García de la Peña, y eso que es el veterinario afín a la empresa. Los toreros fueron José Mauricio, Alejandro Talavante y Arturo Saldívar.

Con los años, a pesar de todo, Barralva ha logrado crearse una reputación de “ganadería confiable”. Ello se debe al trabajo de publicidad hecho. Mercadotecnia alimentada por cronistas y periodistas.

No es casual la airada forma en la que los Álvarez Bilbao son defendidos por los especialistas (los que sí apoyan, los que sí saben) de radio, televisión, prensa y portales. Y es que Barralva hoy mismo puede considerarse como parte de la casa, pues hoy los ganaderos son socios del patrón Miguel Aléman y su compinche Rafael Herrerías a través de Álvarez junior, apodado Palillo. Entonces la zalamería se extiende.

Por eso se acusa de “mala leche” a quien osa tocar a la ganadería queretana. Los escuderos de los patrones incluso llegan a decir que quien duda de las edades de los bureles de la divisa azul, gualda y rosa “no tiene pruebas”, como si ellos sí las tuvieran para sustentar su publicidad.

Barralva no es diferente del resto de las ganaderías que defraudan a los asistentes de La México. Es una más, aunque los personeros de sus socios quieran pintar lo contrario.

Radio Unida... Foto: Edmundo Toca

Mauricio Romero, @MauRomero

Fernando de la Mora afirmó que sus “toros” tenían tantos años, pero hasta en las revisiones hechas por Javier García de la Peña, exempleado de la empresa de La México hoy designado veterinario perito por la Delegación Benito Juárez, las edades declaradas por el ganadero no concordaron.fdelamora1

Tal fue el caso de los astados enviados por Fernando de la Mora durante la temporada 2013-2014.

Javier García de la Peña había sustituido a Benjamín Calva, quien fue corrido de la plaza por los panistas Daniel Chimal y Orlando Martínez para complacer a la empresa de Miguel Alemán y Rafael Herrerías.

De la Peña es hombre de La México, no de la afición, cuyo derecho a no ser estafado debería proteger.

El caso dado durante el 68 aniversario es de resaltar. Más allá del petardo provocado por el juego descastado de los astados de Fernando de la Mora, la diferencia entre lo declarado por el ganadero y lo encontrado por el veterinario afín fue notable:

El 5 de febrero de 2014 saltaron al ruedo de La México 8 “toros”, los cuales, según el ganadero, tenían edades que oscilaban entre los 4 años con 1 mes y los 5 años con 1 mes. (Están los registros, también las fotos de los carteles que se mostraron al público.) Sin embargo, el diagnóstico hecho por el veterinario, “producto de la observación directa, tanto de las mandíbulas como de las encornaduras”, encontró otra cosa: que todos, todos menos uno al que no le determinaron la edad sin dar motivos, tenían exactamente los 4 años 0 meses al momento de ser lidiados por Pablo Hermoso de Mendoza, Joselito Adame y Octavio García, El Payo.

García de la Peña quiso hacer el menor daño posible y se limitó a firmar que los animales tenían la edad mínima: “4.0 años”, escribió el doctor en el  acta de la cual se posee copia en virtud de la entonces Ley Federal  de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, información que literalmente se le tuvo que arrancar a la Coordinación Taurina encabezada por Orando Martínez por medio de un recurso de revisión (1663/2014).

En el tercer festejo de esa misma temporada las diferencias también se dieron: mientras que el criador aseguró que el 222 (Piropo) tenía 4 años con 7 meses, el veterinario determinó que en realidad tenía 1 mes menos; lo mismo ocurrió con el 210 (Trianero). Está de más apuntar que para el perito oficial todas las astas están “íntegras” (je).

Los datos ahí están. Pero sin importar lo que ocurra en cada temporada, el nombre de Fernando de la Mora está presente en la Plaza México, acartelado con las llamadas figuras del toreo; lo cual, por supuesto, no es casualidad.

Contraquerencia

Publicado: 11 febrero, 2015 en Uncategorized
  1. Pensé que ya estaba acostumbrado al fraude. Pero el #5F, al salir el sexto, el del “triunfo” de Arturo Saldívar, me paré y me fui. Nunca lo había hecho.
  2. Los de La Joya no estuvieron anovillados, sino abecerrados. Y sabían que nadie chistaría por las pintas. Hasta aplausos hubo. #5F
  3. Lo vi en la plaza, y ni la noche lo disimuló. ¿Qué diferencia hay entre lo que lidió el Fandi en Venezuela y el segundo de Saldívar el #5F?
  4. Castella prepara cada tanda con maestría; busca el terreno justo. Más que el valor, cosa inherente, los toreros deberían aprender eso de él.
  5. “¡Regala 1 y que lo pague el ganadero!”, gritaron en sol. Castella asintió evidentemente. Los Álvarez Bilbao se quedaron tapados en su techito.
  6. En la plaza de los bebés descastados, el que va de lejos y repite es rey. Aunque no dé nada en varas, sosee y se raje. #Gibraltar
  7. ¿Por qué Sergio Flores exigió el indulto?, ¿por miedo o por compasión? Da igual: la mentalidad de los toreros también ha involucionado.
  8. Se acabó la temporada, ¿y qué explicación hay para el desdén a Juan Luis Silis? ¿Quién de los “profesionales” remachó en la promesa incumplida?
  9. Al ser responsables empresa y figura, me parece injusto y fácil ensañarse con los tres de la última. Ellos no son los que imponen.
  10. Tras el “se rajaron”, inmediatamente los fieles publiperiodistas esparcieron la versión de La México sin contrastar. Nada nuevo.
  11. Aquí Gustavo Mares nos da una clase de cómo lambisconear –desde la cabeza- a la empresa de La México: http://torosyfaenas.com.mx/exclusiva-pablo-no-actuara-en-la-mexico-pese-a-que-cumplen-sus-peticiones/
  12. Se dice que lo de Pablo Hermoso de Mendoza fue por Los Encinos. Verdad o no, el encono se agravó desde el nocaut de Adolfo Martínez a Herrerías: https://porfandangos.wordpress.com/2013/10/23/de-negro-y-azabache-nocaut-y-silencio-amigo/
  13. Enchamarrado. Las muñecas siempre girando, calentando como si ya fuera a torear. “Baja más las manos”, repetía. Así recuerdo a J Bolaños.

MR

@MauRomero

Contraquerencia

Publicado: 27 enero, 2015 en Uncategorized
  1. Lo dijo Esplá: la edad ideal para que un toro embista en favor del torero es entre los 2 y 3. Eso se cumplió con Andasolo de Fernando de la Mora y Silveti.
  2. Si Silveti tuviera vergüenza no sólo no habría recibido la oreja, ¡ni siquiera hubiera salido a saludar con Morante tras el paseíllo!
  3. ¿Por qué la gente aplaude cuando se evita la voltereta saliendo por pies más que toreando? El circo es cada vez mayor, más triste.
  4. Regañar al juez para que dé una oreja no es propio de quien se dice figura. Zotoluco debería leer cómo se comportaban Calesero o Curro Romero.
  5. Silveti logró lo peor para un torero: hacer que se añore a otro mientras él pegaba y pegaba pases. “Y si Fermín…”, “y si Juan Pablo…”.
  6. ¿Cuántas faenas ha cerrado Silveti con cambiados hacia adentro? La suerte dejó de ser un recurso para trocarse en un chasco prefabricado.
  7. Escuchar el “¡to-re-ro!” tras los cambiados de siempre hace sentir a uno en una especie de dimensión desconocida. #LaMéxicoSeDerruye
  8. El Bardo de la Taurina promueve la precandidatura de Orlando Martínez, siervo de Alemán y corresponsable de la pudrición de La México. ¿Por qué?
  9. Orlando Martínez sólo ha cuidado a la empresa en perjuicio de la Fiesta.Pero al “hipercrítico” Bardo eso no le importa: dice que si llega “es ganancia”
  10. En la Santa María de Querétaro 8 de cada 10 son novillos, dice el veterinario encargado. A ver si no reaccionan como con Benjamín Calva: http://amqueretaro.com/2015/01/tradicion-taurina/.html

Mauricio Romero, @MauRomero

Contraquerencia

Publicado: 21 enero, 2015 en Uncategorized
  1. La maestría de Enrique Ponce es innegable, apreciable. Pero el que acá toree teófilos y en Bilbao victorinos demuestra su respeto para cada afición.
  2. En México, a las figuras les basta con exprimir la nobleza de un descastado para que toda la parvada de aduladores se pongan bajo sus suelas.
  3. ¿Qué hace más daño a la Fiesta?: los que no van o los que se le entregaron a Ponce desde el paseíllo sin más, como si nada hubiera pasado.
  4. “Qué te fijas en el toro y si torea o no despegado. Ve qué belleza”, regañó a su acompañante uno detrás de mí. Ahí está La México actual.
  5. Juan Pablo Sánchez parece ir siempre cuesta arriba. O inválidos o descastados o viento; y siempre acaba pegando los pases de la temporada.
  6. En su segundo, JP Sánchez por momentos utilizó el viento, se sirvió de las ráfagas. Eso demuestra el calibre de torero que es.
  7. La temporada ha estado llena de pinchazos, la mayoría de las veces soltando. Lamentablemente ya es raro ver un pinchazo sin soltar.
  8. ¿De verdad alguien pensaba que no volveríamos a ver a Silveti esta temporada? Y en una de esas falta una más…
  9. En Europa no deben desdeñar el hecho de que Baillères no procura engrandecer la Fiesta, al contrario, se sirve de ella sin pudor alguno.
  10. Aquí está la autoridá de callejón haciendo su trabajo: no estorbar al barman de Alemán en sus faenas de repartición:compermiso, señor autoridábarman2

Contraquerencia

Publicado: 15 enero, 2015 en Uncategorized

1. Si alguien esperaba ─ingenuamente─ una gesta en la vuelta de Ponce, la respuesta del valenciano es un insulto pleno: ¡Téofilo Gómez!

2. Ponce bien pudo escoger a Hamdam para su vuelta. Total, está probado que le importó un carajo cómo se fue la última vez.

3. No importa el ganado, Ponce siempre contará con los publiperiodistas que no dudarán sobre la edad y sólo hablarán de su arte y magisterio.

4. Cómo se han ensañado con los jueces los que juegan a ser críticos. Pero nada dicen sobre el sometimiento de la empresa sobre ellos.

5. ¿En qué espacio o programa “profesional” reprodujeron los comunicados de los ingenieros y del Centro México-España? Ahí quién es quién.

6. Con cinismo o humor negro, o ambos, respondió la Benito Juárez a la carta de la Porra de Ingenieros: quesque los “atenderá” Chimal. ¡Já!

7. En el tendido también son notables los paleros organizados ─cómplices─ de Alemán. ¿Qué hacen contra el fraude las porras de Sol, Juventudes…?

8. El domingo confirmará JP Llaguno, y hace ‪#‎Hace100Años‬:Llaguno

9. No olvidar el cataclismo, la última vez que La México vio a Ponce: https://porfandangos.wordpress.com/…/cataclismo-inauguraci…/

Mauricio Romero, @MauRomero

Contraquerencia

Publicado: 19 noviembre, 2014 en Contraquerencia
Etiquetas:

Tarde, ¡pero ahí va la ‪#‎Contraquerencia‬!

1. Tuvieron que pasar cuatro tardes para que al fin un toro transmitiera emoción propia de uno de lidia. No fue el indultado, sino el primero de Juan José Padilla.

2. ¿Cómo explicar que Fermín Rivera sea un torero marginal? Cada tarde desnuda la falta de… (complete usted) de los empresarios.

3. La torería de Fermín Rivera va más allá del ruedo y la cara del toro: en el callejón, capote en mano, siempre estuvo pendiente de Padilla.

4. No concuerdo con Leonardo Páez en cuanto a que las “autoridades” están distantes de La México. Al contrario, la colusión es descarada.

5. Ante la algarabía y las señales blancas desde el palco de la empresa, Jesús Morales indultó sacando ¡un pañuelo blanco! Olé por la seriedad.

6. En Bogotá había una pancarta en pro de una Fiesta torista. Sólo Fandiño se acercó a ella. Ahí está pintado el “compromiso” de las figuras-manifestantes.

7. “¡Sí tenía edad!”, saltan los `periodistas´ amigos a arropar a Checo Hernández. Esto es lo que defienden (la foto corresponde al “toro” aún sin picar):

8. El brindis de Padilla por ‪#‎Ayotzinapa‬ fue una cachetada al resto de los toreros mexicanos, siempre dispuestos a halagar a los que mandan."Toro" de Rancho Seco. Foto de Jaime Oaxaca